10 PASOS PARA SER FELIZ

Dirige tu mente en la dirección correcta

Tienes 20.000 pensamientos negativos durante el día. No solo tú, todo el mundo los tiene.

La mayoría de nuestros pensamientos son poco placenteros, estresantes y nos sabotean. Nuestro cerebro es como el telediario, solo reporta lo malo con un pequeño toque de cosas buenas para evitar que nos tiremos de un acantilado.

Nuestros pensamientos corren libres en nuestra mente, creando toda cantidad de estragos sin que nadie sea capaz de detenerlos. Es como tener un pequeñín de 3 años en casa sin ningún tipo de regla o restricción.

Tus pensamientos producen potentes emociones, y estas emociones pueden hacer tu vida miserable y difícil. Es hora de tomar control de tus pensamientos y enseñarle a tu cerebro quien manda. Una vez que hayas aprendido a controlar tus pensamientos, puedes construir una actitud mental positiva que te conducirá a la paz mental, confianza, felicidad y conciencia de ti mismo.

feliz

¿Preparado? Aquí te mostramos 10 pasos para crear una actitud mental positiva:

1. Crea conciencia.

Coloca una pulsera en tu muñeca como recordatorio para estar al tanto de tus pensamientos. Algunas veces te atraparas a ti mismo en medio de pensamientos estresantes y preocupaciones (con las manos en la masa). Otras veces te notaras ansioso, irritado o triste pero en el momento no sabes por qué. Cuando esto ocurra, pregúntate a ti mismo que pensamientos producen o han producido esos sentimientos. Prestando atención de esta manera, te darás cuenta cuan frecuentemente te ves atrapado en pensamientos negativos.

2. Rompe el hechizo.

Cuando hayas pasado dos o tres días creando conciencia de tus pensamientos, es hora de hacer algo. Mantén tu pulsera en la muñeca y siempre que notes un pensamiento negativo cámbiala al otro brazo. Es importante crear un patrón físico que nos ayude a romper ese bucle mental.  Luego identifica y etiqueta lo que estabas haciendo. “Joder, ahí esta esa negatividad nuevamente”. Es necesario que te separes de esos pensamientos, no tienen nada que ver con lo que eres tú como persona. Reconócelos como productos aleatorios de tu conciencia, en lugar de verlos como una realidad.

3. Llena el espacio.

Una vez que hayas interrumpido e identificado el pensamiento negativo, es necesario que redirijas tus pensamientos y acciones. No puedes dejar un vacío mental porque tu cerebro volverá al pensamiento negativo, es algo que se ha convertido en un hábito. Por ejemplo, si estás pensando:

“Nunca acabaré este proyecto a tiempo”, dite a ti mismo, “No, eso no es verdad. Si puedo y lo haré. Siempre lo he hecho y lo haré de nuevo”.

Aunque incluso no lo creas del todo, dilo en voz alta o a ti mismo. Tienes que aferrarte a cualquier cosa que te ayude a cortar el pensamiento negativo.

4. Sé agradecido cada día.

Con todos esos pensamientos negativos, nos cuesta ver la cantidad de cosas maravillosas que tenemos en nuestra vida. Para poder identificar lo maravillosa que es la vida, es necesario hacerlo de forma intencionada. Te recomiendo crear un diario de gratitud, todos sabemos que escribir refuerza el pensamiento; puedes hacerlo por las noches antes de irte a dormir para descansar con una mentalidad positiva. Haz esto todos los días, incluso si repites las mismas cosas una y otra vez. Esto te ayudara a mantener la gratitud siempre en tu cabeza.

5. No saltes a la primera.

Cada día te encontraras eventos que pueden arrastrarte a un pozo de negatividad. Por ejemplo alguien te dice algo que te sienta mal en el trabajo, tú le dices algo de vuelta, la otra persona responde de nuevo… te tomará horas calmarte. Eres el CEO de tu mente, aunque no tengas control de los elementos externos, sí que tienes control sobre ti mismo y puedes elegir como reaccionar. Ciertamente puedes enfadarte, sentirte herido o frustrado, pero perderás horas de tu día en las que podrías ser feliz. Sabes muy bien que durante el día es muy probable que se te presenten momentos difíciles, por lo que debes estar mentalmente preparado para afrontarlos. Decide conscientemente no dejarte arrastrar a esos momentos de negatividad y frustración. Si es posible trata de tomarte los momentos de frustración y enfado con buen humor, al fin y al cabo forman parte de la condición humana.

6. Rodéate de gente positiva.

Tendemos a absorber y reflejar la emoción y actitudes de aquellos con los que pasamos más tiempo. Si te rodeas de gente que se queja de todo constantemente, tienes todas las papeletas de empezar a sentirte de la misma manera. Es probable que al principio te cueste tomar decisiones sobre con quien tienes que dejar de pasar tanto tiempo, pero la negatividad es una enfermedad contagiosa, por lo que debes alejarte de cualquiera que te pueda contagiar. Rodéate de gente que sea positiva, feliz y segura de sí misma.

7. Diviértete más.

Nos metemos tanto en el duro y serio negocio de la vida que olvidamos lo que es divertirnos. Necesitamos divertirnos diariamente para poder mantener el balance con las estresantes demandas de nuestra complicada vida.

Mantente alerta y haz que la diversión sea parte de tu vida.

8. Apaga el telediario.

Cada vez que veo el telediario me siento preocupado y triste. Las interminables noticias sobre terrorismo, asesinatos, politica y desastres naturales, nos llenan de ansiedad y tristeza. Es cierto que tenemos que estar informados de la cantidad de cosas horrorosas que ocurren en el mundo, pero también hay muchísimas cosas buenas ocurriendo (solo que estas cosas generan poca audiencia). Toma la decisión de limitar la cantidad de noticias que ves y en su lugar busca podcasts, blogs, libros y artículos que te inspiren y motiven. Llena tu mente de información positiva.

9. Simplifica tu vida.

Mientras más ocupada y complicada sea tu vida, más difícil será mantener una actitud positiva. Cuando tienes obligaciones interminables, y poco tiempo para divertirte, reflexionar, relacionarte o ejercitarte, tienes más posibilidades de sentirte infeliz y estresado. Frecuentemente compramos multitud de cosas materiales para calmar nuestros sentimientos, pero todas estas cosas materiales también nos crean estrés, tienes que guardarlas, cuidarlas y pagarlas.

Simplifica tu vida, quita cosas de tu “lista de cosas por hacer” y deshazte de cosas materiales innecesarias. Empezaras a sentirte más ligero y optimista.

10. Pasa tiempo con tu familia y amigos.

Pasar tiempo con las personas que quieres es la mejor forma de desarrollar una actitud mental positiva. Muchas personas en su lecho de muerte comentan que de lo que mas se arrepienten es de no haber pasado más tiempo con su familia y amigos. Sé proactivo a la hora de buscar tiempo con las personas que quieres. Organiza eventos familiares, así como salidas a solas con tu pareja, tu hijo y tus amigos. Decide evitar los dramas o conflictos familiares, usa palabras de amor, afirmación y curación para servir como ejemplo e inspiración a todos los que te rodean.

Aquí te dejamos la lista para que la lleves siempre contigo 😀

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s